Resiliencia, de la necesidad no cubierta a la oportunidad.

Son tiempos revueltos. Los cimientos más profundos se tambalean tras la bruma de la incertidumbre, el miedo y la inseguridad. Todo se mueve a nuestro alrededor con aparente inactividad generando una especie de vértigo interno ante la imposibilidad de agarrase a nada más que a un@ mism@. Es uno de esos momentos de la verdad donde lo auténtico se hace inevitable. Y dentro de lo auténticamente inevitable emerge nuestro más preciado tesoro, la RESILIENCIA o capacidad innata en nuestra biología para afrontar los momentos más duros y de mayor adversidad. Esta capacidad humana nace de un impulso vital por sobrevivir y cubrir las necesidades más básicas de cada ser humano. A priori es una respuesta refleja que parte del inconsciente. Sin embargo su grado de efectividad depende de cada individuo, su historia y sus creencias. Y ahí entra la parte más interesante, nuestra posibilidad para trabajar con ese inconsciente a nuestro favor, tendiendo puentes enfocados y empoderados desde nuestro consciente para ampliar nuestra capacidad de resiliencia, y aún más, llegar a convertirla en una oportunidad de reinventarnos desde la creatividad. Podemos hacerlo, podemos pasar de la necesidad no cubierta a la oportunidad y de la escasez a la abundancia.

 

 

IMG-20200410-WA0010 (1)

 

 

Comparte y siguenos. ¡Gracias!